Un local con solera, con más de tres décadas dedicado a la restauración, acogedor, de trato familiar y situado en pleno casco histórico de Burgos, lo convierten en un bar de referencia y de parada obligada.

En la Perla Arandina encontrarás un innumerable surtido de tapas típicas y elaboradas, donde
podrás disfrutar de la mejor cocina en miniatura. Su variedad y calidad hacen de este local
un punto de referencia indispensable en tu visita a Burgos.